28

Y llegamos a las 28 semanas. Siete meses, si se hace esa cuenta de que cuatro semanas son un mes. Cuenta que mucho no me termina de cerrar, porque el embarazo termina siendo de 10 meses y ya me pasé horas teorizando sobre esta cuestión con otras embarazadas y me da fiaca seguir. Empieza el tercer trimestre, digamos.

Mi panza ya tiene un tamaño considerable. Los colectiveros me dicen mami, me desean suerte y me cuentan de sus hijos. Me preguntan si es el primero y cómo le voy a poner y tratan de adivinar si es niño o niña. Las viejas me quieren tocar la panza, me cuentan cómo eran las cosas “en su época”, intentan aconsejarme (sin éxito). Se podría decir que recién ahora mi embarazo entró de lleno en el ámbito público. Hasta hace no mucho algunos pensaban que estaba gorda, gracias a que mi culo, muslos y caderas adoptaron dimensiones astronómicas.

De a poco todo se está volviendo más real y, sin embargo, todavía cada tanto tengo la sensación de que no caigo. De que no entiendo nada de lo que está pasando. Si hoy alguien me preguntara cómo me vengo sintiendo hasta ahora en el embarazo, mi respuesta más real y sincera sería alienada. Porque es así. Estoy feliz, estoy ilusionada, toda mi vida gira en torno a este pibito que hay en mi panza, pero igual, es todo tan raro! ¿Es normal lo que me pasa o ya soy una #malamadre desde antes de parir?

También, si me preguntaran qué sentimiento o sensación predomina hasta ahora, definitivamente sería la ansiedad. Hay tantas cosas de las que no tengo ni idea! Una de las que más me preocupa es cómo vestirlo. Me genera tanta pero tanta ansiedad el no tener suficiente ropa que no sé cómo todavía no soñé nada al respecto. La semana que viene me voy a Once de compras y reviento ahorros. Si eso compra mi tranquilidad, ya fue.

Querida tribu 2.0… Agárrense porque estos tres meses que faltan, voy a estar INSOPORTABLE.

Anuncios

12 comentarios en “28

  1. Yo la semana que viene entraría en los 8 meses! (Haciendo la cuenta esa de 4 semanas = 1 mes ya estaría de 8 y medio, pero tampoco me gusta ese cálculo). Mi culo y piernas también están gigantes, pero bueno, me la paso repitiendome: es lo que hay!
    A mi cada vez que voy al super los cajeros me preguntan lo mismo: cuánto falta, para cuándo tenes, qué es, y ustedes qué querían, es el primero, etc. Y a esta altura ya no me molesta que me pregunten 30 veces lo mismo. De hecho me sorprendo sonriendo como una boluda al contestar, descubrí que ME GUSTA HABLAR DE MI BEBE, me gusta que me pregunten y contestar y todo eso 😛
    Y yo también tengo esa mezcla rara de sensaciones, la mayor parte del tiempo no me acuerdo de mi embarazo, cada mañana me despierto y me pienso igual que antes, pero después me cuesta un huevo levantarme de la cama si no es de costadito, y ahi caigo en que estoy embarazada, tengo una gran panza y encima de todo, el embarazo ya casi se termina.
    No entiendo cómo llegué hasta acá, todo fue bastante rápido!
    La ansiedad me agarra de vez en cuando, pero no dura mucho, por suerte prima en mi una paciencia con respecto al nacimiento de la peque que no sabía que podía vivir alguna vez. No estoy apurada. Si me pongo a pensar mucho si, y me ataca la maldita ansiedad, pero me pasé la mayor parte del embarazo disfrutando el ahora y tratando de no pensar demasiado en el futuro (aunque a veces es inevitable!!)
    Un beso grande, muy buen finde!

    • Chivi! Ya estás en la recta final! Lo pienso y me agarran temblores de ansiedad. Sabés que a mí también me gusta que me pregunten cosas y hablar de mi bebé? Me descubro sonriendo de oreja a oreja contestando esas preguntas y me siento Verónica Varano en un programa que tenía en Utilisima donde siempre tenía cara de boluda. Beso grandote y buen finde para vos tambien!!

  2. Ay, es como leerme hace 5 años atrás. Yo soñé que nacía y no tenia ropa, así que salí a comprarle lo primero que encontré, no pensé que iba a nacer en pleno verano y le compre un saquito DI VI NO que no solo nunca usó sino que era medio de niña y tuve varón. Vos comprá que de última lo usara el segundo 😉

    • Jajaja! Lo de pifiarla con la estación con las cositas que le compro todavía no me pasó. Anoche soñé que al final era nena y me tenía que meter toda la ropa que tengo en el ort… Quiero que ya sea lunes y salir a comprarrrrrr!! Besote, Carla!

  3. Ay querida cuanto te entiendo! la diferencia es que yo tenia una mini panza… en mis dos semanas internada en el hospital me preguntaban si ya habia parido! me agarraba una bronca… estaban todas con sus panzas planetarias y yo con mi micro panza. cuando decia que estaba de 8 meses no lo podian creer… nunca me senti preparada. no hice grandes compras. y aun ahora con nunu encima… no se como se viste un bebe! jajaja la visto como viene y con lo que le queda… pobrecita todo le queda inmenso, y la gente me reta porque la visto de celeste, azules y verdes y parece un machito… 🙂
    un secreto de mala madre que me siento: NO extraño la panza para nada… NADA de NADA. creo que ya no me la bancaba mas… me siento mal por eso. Beso

  4. Jajaja! Me quedo más tranquila con la vestimenta, entonces? Eso de los colores es una pelotudez! No les des bola! Quiero más fotos de Nunu! Besotes, hermosas!

  5. aandate algún sueño maravilloso antes de ir a Once, no reprimas eso. aparte cuando vos pasás al mundo paralelo, nosotras acá tenemos comilona con tus posts! y contanos la experiencia de la 4D. abrazo de oso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s